Link a la página principal
Nina acostada sobre un hoyo en el parque

ETFs— Cuando ser promedio es buena opción

· Lectura de 6 min
Índice

La mayoría buscamos ser reconocidos por algo; ser mejores que el promedio en lo que hacemos y nos gusta. Y es esa actitud la que nos motiva a aprender y subir el nivel de nuestras habilidades.

Pero cuando hablamos de inversiones, utilizar herramientas para ser promedio es una decisión bastante razonable. Es muy difícil vencer al mercado y generar altos rendimientos de manera consistente durante múltiples años, solo algunas personas lo han logrado en la vida; y literalmente han dedicado su vida a eso.

Ni tú ni yo tenemos los recursos necesarios para dejar lo que ya hacemos y lograr vencer al mercado. Generar dinero en automático para tener la libertad de hacer lo que nos gusta es lo que la mayoría buscamos.

Entran los fondos cotizados— Exchange-Traded Funds (ETFs). Estos fondos por sí solos te ayudarán a generar rendimientos promedios en tus inversiones, sin preocuparte por los detalles finos del trading o diversificación. Y con múltiples fondos de este tipo y un horizonte de inversión a largo plazo, la probabilidad de estar por arriba del promedio es alta 🆙


¿Qué es un ETF? 🔗

Es un fondo de inversión indexado que cotiza en bolsa. Esto quiere decir que puedes comprar o vender títulos de ETFs mediante un corredor o agente de bolsa mientras el mercado siga abierto.

Puedes imaginar un ETF como una canasta de acciones, bonos y otros activos. Cuando compras un título de un ETF estás comprando una parte proporcional de esa canasta, por lo que la diversificación viene implícita. Además, esa parte que estás comprando no te sale tan cara como comprar las acciones individuales. Por ejemplo, si quisieras comprar una acción de Amazon el día de hoy 14 de agosto tendrías que desembolsar casi $70,000 pesos. En cambio, si compras un ETF que en su canasta tenga acciones de Amazon te saldría como en $7,000 pesos. Estás comprando solo una parte de acciones en Amazon al comprar el ETF, pero también de otras compañías que pertenecen al mismo índice.

¿Qué activos contiene la canasta de un ETF? Depende del índice que siga. Hay índices de industrias específicas como energía y tecnología, pero también los hay de bonos, dividendos, oro, agricultura, y muchos más. Si estás interesado en invertir en uno de estos sectores pero no sabes o no quieres comprar acciones individuales, un ETF es una buena opción.

Uno de los pares de índice-ETF más popular es el índice Standard & Poor's 500 (S&P 500) y el ETF Vanguard S&P 500 (VOO). El índice representa a las 500 compañías más grandes de Estados Unidos, y el trabajo del ETF es seguir ese índice lo más cerca posible. Estos son los retornos de esta combinación en los últimos años:

Rendimientos de ETF VOO

El ETF ha hecho muy bien su chamba porque los retornos han sido casi idénticos al índice. ¿Y cómo está estructurado el portafolio o canasta de activos? Por grandes compañías en diferentes sectores, la mayoría de ellas conocidas y que utilizas seguido:

Portafolio de ETF VOO

Como lo mencionaba en el ejemplo de Amazon, en lugar de comprar la acción individual para invertir en esta compañía, puedes comprar este ETF y automáticamente estarás invirtiendo en Amazon y en otras compañías similares; reduciendo el riesgo e incrementando tu diversificación.

La tabla incluye solo algunas acciones del ETF, aquí puedes encontrar la lista completa de acciones y bonos que forman el ETF S&P 500 de Vanguard.

Ahora, si has escuchado de ETFs probablemente también has escuchado de fondos indexados. Resulta que estos dos tipos de fondos se parecen mucho y es fácil confundirlos. ¿Cómo los diferencias? 👇

ETFs y fondos indexados — No son lo mismo, pero se parecen 🔗

La diferencia más notoria es que un ETF cotiza en bolsa, mientras que un fondo indexado no.

Un ETF está estructurado de la misma forma que un fondo indexado, pero se compra y vende como una acción común y corriente. La confusión principal está en que ambos fondos siguen un índice o sector del mercado y por lo tanto no lo intentan vencer— ambos fondos son indexados.

Y, como fondos indexados, tienen que incurrir en ciertos procesos periódicos como el rebalanceo.

Rebalanceo 🔗

Rebalancear significa comprar o vender activos del fondo de inversión para continuar siguiendo el índice establecido. Se ve algo así, en donde la línea verde es el índice que el fondo sigue, y la línea azul es el fondo:

Gráfica de un ETF vs su índice

Y me gusta dividir el rebalanceo en dos tipos:

  • ⚖️ Interno al fondo

  • ⚖️ De tu portafolio

El rebalanceo interno es cuando el mismo fondo se encarga de comprar o vender activos para mantenerse con el índice que sigue; es transparente para ti.

El rebalanceo de tu portafolio es cuando tienes múltiples ETFs o fondos indexados en tu portafolio y el balance entre ellos cambia debido a los cambios en el mercado. Por ejemplo, supón que tienes dos ETFs en tu portafolio: uno de renta fija y otro de renta variable. Cada uno equivale al 50% de tu portafolio, pero este año al de renta fija le fue muy bien y al de renta variable no tanto. Ahora tu portafolio consiste de 75% renta fija y 25% renta variable por los cambios en el mercado. El rebalanceo implicaría vender títulos del ETF de renta fija y comprar títulos del ETF de renta variable para volver al 50/50 que tenías al inicio. Vendes caro y compras barato.

El rebalanceo es una semejanza entre los ETFs y los fondos indexados; aunque funcionan un poco diferente de manera interna. Pero antes de pasar a las similitudes y diferencias específicas, necesitas saber qué comisiones existen en este tipo de fondos.

Comisiones 🔗

Los costos de ambos fondos se pueden dividir en dos tipos, y cada uno en tres categorías:

  • 🔸 Asociados al seguimiento del índice

    • 🔹 Rebalanceo

    • 🔹 Arrastre de dinero (cash-drag)

    • 🔹 Política de dividendos

  • 🔸 Todo lo no asociado al seguimiento del índice

    • 🔹 Cuotas de manejo del fondo

    • 🔹 Costo de transacciones

    • 🔹 Impuestos

Te quedarán claros en el siguiente punto 👇

Diferencias y similitudes 🔗

Ahora sí, ¿en qué se parecen y en qué son diferentes?

  • 💰 Un ETF evita comisiones por rebalanceo interno mediante una técnica llamada creation/redemption in-kind. Esto merece un post por sí solo, pero en pocas palabras, es una forma elegante de decir que no pagas comisiones o impuestos por transacciones de rebalanceo.

  • 🏦 Un fondo indexado tiene que rebalancearse todos los días, y cada transacción genera comisiones y costos implícitos por las variaciones de costo de las acciones del fondo.


  • 💰 Para comprar un ETF necesitas una cuenta con un corredor de bolsa; es un proceso extra que puede causar fricción.

  • 🏦 Los fondos indexados los puedes comprar sin una cuenta, incluso directamente desde tu banco.


  • 💰 Un ETF cobra comisiones bajas porque el fondo no se encarga de manejar la contabilidad, lo hace el agente de bolsa.

  • 🏦 Un fondo indexado cobra comisiones más altas porque alguien dentro del fondo tiene que llevar la contabilidad del mismo.


  • 💰 Para rebalancear manualmente múltiples ETFs en tu portafolio tienes que vender y comprar títulos, y eso genera comisiones e impuestos a pagar.

  • 🏦 Para rebalancear de un fondo indexado a otro usualmente no pagas ninguna comisión.


  • 💰 Un ETF acumula efectivo en dividendos de las acciones que contiene y las paga cada cierto tiempo, cada cuatro meses comúnmente.

  • 🏦 Un fondo indexado re-invierte los dividendos inmediatamente, aprovechando ese flujo de efectivo.


  • 💰 Un ETF sufre de arrastre de dinero por el tema de los dividendos del punto anterior. Es decir, acumula efectivo que no está chambeando.

  • 🏦 Un fondo indexado sufre arrastre de dinero porque necesita tener liquidez para rebalancear el portafolio todos los días.


  • 💰 Un ETF es líquido porque se comporta como una acción; puedes comprar y vender títulos mientras siga abierto el mercado. Esto puede ser bueno o malo dependiendo de tu estrategia de inversión y de la oferta y demanda del ETF.

  • 🏦 Un fondo indexado solo permite compra y venta hasta que cierran los mercados. Puedes intentar comprar mientras están abiertos, pero la orden se procesará hasta horas después, al precio establecido al final del día.

Con tantas semejanzas y diferencias, ¿cuál te conviene más?

¿ETF o fondo indexado? 🔗

Esta no es una guía extensa para ayudarte a decidir qué tipo de inversión elegir, pero te puedo apoyar un poco. La decisión depende de tus objetivos de inversión, el tiempo que le puedes dedicar y las comisiones a las que te quieras exponer. Incluso puedes combinar ETFs y fondos indexados.

Si quieres simplicidad y poco mantenimiento de tu parte, puedes contratar un fondo indexado en tu banco de preferencia. Por ejemplo, esta es la oferta de BBVA México. El banco tiene que ganar lana de alguna forma, entonces las comisiones no son las más bajas. También tienes que elegir el fondo adecuado a tu situación porque algunos piden inversiones mínimas.

Por otro lado, si te interesa aprender los detalles finos de las inversiones y del manejo de tu portafolio, los ETFs son una buena opción incluso si solo vas empezando. La barrera de entrada es un poco más alta porque tienes que crear una cuenta con un agente de bolsa y estructurar tu portafolio de acuerdo a tus necesidades. Pero las comisiones son más bajas, y si inviertes poco a poco en lugar de todo de una no te importarán mucho las comisiones por comprar nuevos títulos.

También está la opción de comprar ambos tipos de fondos. Puedes tener tu inversión principal en un fondo indexado manejado por alguien más, y utilizar los ETFs para diversificar tu portafolio.


Sea cual sea tu forma preferida de invertir, nunca está de más entender otras opciones disponibles.

Mi principal inversión está en ETFs, y seguirá así por muchos años más. Si quieres conocer los ETFs específicos de mi portafolio te invito a suscribirte a mi newsletter 🤘🏼


Muchas gracias por leerme ❤️