Link a la página principal
Nina, con la lengua de fuera, acostada en el parque sobre el pasto

¿Planear detenidamente o solo empezar?

· Lectura de 5 min
Índice

Al empezar un nuevo proyecto o hábito es común que caigas en uno de estos dos extremos: piensas demasiado las cosas y no haces nada, o solamente empiezas sin un plan muy definido.

Yo he estado en las dos situaciones muchas veces, y muy pocas en un punto medio. De hecho en varias de mis publicaciones anteriores recomiendo solamente empezar, no pensártela mucho, pero no hago distinción de cuándo es una buena decisión.

En este post quiero retar mis propias ideas y convencerte de que en muchas ocasiones pensar y planear detenidamente es el camino correcto en lugar de solo empezar.

Perro con ropa de oficina sentado frente a una computadora


¿Ideas o progreso? 🔗

En un proceso centrado en ideas lo más importante es encontrar las ideas adecuadas.

En un proceso centrado en progreso lo más importante es empezar ya.

Cuál de los dos es adecuado depende de tu personalidad, contexto y objetivos. Son dos procesos que suelen estar en extremos opuestos, pero que puedes combinar para incrementar tus probabilidades de éxito en todo lo que te propongas.

Solo empieza 🔗

Empezar sin planear mucho es útil para ciertas actividades que sabes que te hacen bien como:

  • Ejercitarte
    No vale la pena planear ni buscar una rutina al principio; lo mejor que puedes hacer es solo empezar y salir a caminar a la calle o en el gym por unas semanas.

  • Comer saludable
    Pudieras ir con un nutriólogo y tener una dieta mamalona pero te será muy difícil seguirla porque estás optimizando y planeando mucho desde un inicio. En este caso el “solo empezar” podría ser algo como tomar dos refrescos menos a la semana.

O en otras palabras, solo empezar te ayuda a formar hábitos.

Y es consenso popular que hay que estar en constante movimiento para tener éxito en nuestros proyectos o hábitos, siempre seguir avanzando. Es cierto, pero ese progreso tiene que estar enfocado, tiene que estar, al menos, vagamente definido.

Cuando “solo empiezas” es muy fácil quedarte ahí atorado dando vueltas en lo básico, en tu zona de confort y olvidas que el propósito final no era empezar, sino alcanzar una meta o crear algo de valor. Hacer las cosas solo por hacerlas no te llevará muy lejos. Sentirás que estás avanzando, pero pronto alcanzarás una meseta y tendrás que hacer cosas diferentes para seguir creciendo.

Yo soy fan de sugerir que solo empieces porque en muchos casos es lo mejor que puedes hacer: ¿quieres invertir? Ve y abre una cuenta en cetes directo e invierte $100 pesos; ¿quieres liquidar tus deudas? Abona más del mínimo a cualquiera de tus deudas. Son sugerencias que hacen sentido para crear tracción, pero pueden no ser óptimas.

La principal razón por la que sugiero solo empezar es porque no quiero que te quedes atorado en un mar de procrastinación y miedo por no saber cómo iniciar; a mí me pasa muchas veces. Estoy apelando a una debilidad psicológica que yo tengo, y que muchos otros presentan. Y eso no es justo para ti.

Ventajas de solo empezar 🔗

  • 👍 Averiguas la mayoría de las cosas en el camino.

  • 👍 Sientes que avanzas y ganas tracción y motivación.

Desventajas de solo empezar 🔗

  • 👎 Puede que te topes con pared muy rápido y tu tiempo invertido valió madre.

  • 👎 Es fácil quedarse en la zona de confort y no buscar optimizar o subir de nivel.

Si tú no tienes problemas de procrastinación y puedes planear, analizar y ejecutar tus ideas sin saltar inmediatamente a hacerlas desde un inicio, entonces considero que tienes una mentalidad centrada en ideas.

Planea detenidamente 🔗

Cuando hablo de una idea no me refiero a un vago comentario o a un sueño, sino a una investigación desarrollada y sustentada. La mente es inquieta, y es fácil que un pensamiento se convierta rápidamente en un sueño de cómo te harás millonario sin pensar en el camino para llegar ahí.

Si te centras en ideas comienzas a darte cuenta de que la mayoría de tus ideas son basura o no tienen una base sólida. Es completamente normal y es parte del proceso. Pero al estar centrado en ideas lo que intentas hacer es maximizar tus probabilidades de éxito sin divagar o invertir tiempo y esfuerzo en cualquier idea que cruce tu mente.

Un contra argumento popular es que las ideas no valen nada sin una gran ejecución, como una frase de Gary Vaynerchuk que tengo muy presente:

Ideas are shit. Execution is everything.

El contenido de Gary está bien perro y me ha ayudado mucho a lo largo de los años, pero no puedo estar de acuerdo con todo. En este caso, yo creo que las ideas bien desarrolladas también son importantes. Es cierto que una idea sin una buena ejecución no volará, pero una muy mala idea tampoco lo hará sin importar lo buena que sea la ejecución. Y para ser justo con Gary, yo creo que la frase hace alusión a su mentalidad motivadora, a inspirarte a hacer algo y no dejarlo solo en idea. Estoy seguro de que él también pone mucha planeación e investigación en sus experimentos.

Ventajas de centrarse en ideas 🔗

  • 👍 Evitas gastar tus recursos en cualquiera nueva idea.

  • 👍 Maximizas tus probabilidades de éxito.

Desventajas de centrarse en ideas 🔗

  • 👎 Mucha planeación se puede convertir en inacción.

  • 👎 Puede ser difícil deshacerte de tus ideas que creías buenas.

De nuevo, es fácil quedarse solo en la etapa de analizar una idea y no hacer nada. Por eso considero que lo mejor es tener un sano balance entre progreso e idea.

Encuentra un balance 🔗

Evitar extremos te sacará de muchos pedos en la vida. En este caso considero que tener un buen balance entre análisis de ideas y ejecución es lo ideal. Si te enfocas demasiado en pensar y planear nunca comenzarás nada, como dice el jugador profesional de hockey Wayne Gretzky:

You’ll miss 100% of the shots you don’t take.

Por otro lado, si te enfocas demasiado en empezar cada vaga idea que te venga a la mente pues no generarás nada valioso; no hay tiempo suficiente para probar todas nuestras ideas.

Y también depende mucho de tus proyectos y de qué quieres lograr. ¿Quieres innovar y revolucionar algún nicho? Necesitarás tanto una buena idea como una buena ejecución. ¿Quieres abrir un restaurante? Considero que la ejecución es más importante que la idea. ¿Quieres cuidar tu salud? Con solo empezar y crear un hábito ya estarás del otro lado.

El balance está entonces en enfocarte en definir un umbral para iniciar la etapa de “solo empezar”, de forma que solo inviertas tus limitados recursos cuando tengas cierto grado de seguridad de que la idea es viable.

Define tu umbral 🔗

El umbral para decidir cuando una idea es viable es subjetivo y depende mucho del tiempo, riesgo y recursos que tengas disponibles. Mis recomendaciones generales son:

No definas un umbral tan bajo o estarás desperdiciando tu tiempo en ideas poco viables.

No definas un umbral tan alto o nunca harás nada.

Una vez que hayas hecho experimentos y tu idea haya cruzado tu umbral, entonces es hora de dedicarle el tiempo y recursos necesarios a la ejecución— sin abandonar por completo la parte de planeación y análisis. No todas las ideas que crucen tu umbral serán un éxito, pero te aseguro que así maximizarás las probabilidades de que sí lo sean.


Define en qué etapa de tus proyectos personales estás y decide qué mentalidad asumir primero: centrada en progreso o centrada en ideas. Espero que este post te ayude a alcanzar tus metas y a finalizar tus proyectos actuales y futuros 🙌🏼

Muchas gracias por leerme 💛