Link a la página principal
Nina acostada sobre su espalda jugando con un pato amarillo de plástico

La única forma sostenible de ahorrar más

· Lectura de 4 min
Índice

Una respuesta común a cómo ahorrar más es: dejando de comprar café en la calle.

Es cierto que los gastos hormiga pueden representar un problema si no los controlas, pero privarse de un buen café no va con mi estilo de vida.

Un perro policía metiendo un teléfono celular en una taza de café

¿Has pensado que la mejor forma de ahorrar es en realidad ganando más?

En este post voy a discutir dos formas en que puedes ahorrar más dinero: recortando gastos y generando nuevas fuentes de ingreso. Una es situacional, la otra es una de las mejores decisiones que harás en tu vida.


Para ilustrar mi punto, vamos a suponer que vas con un nutriólogo 🍎.

La primera cita es para definir tus objetivos. ¿Qué estás buscando? ¿Bajar de peso, incrementar masa muscular, reducir grasa? Dependiendo de tu respuesta será el plan nutricional y de ejercicio que te dará.

Cuando quieres bajar de peso, lo principal es bajarle a la comida que no necesitas; cortarle a las calorías que consumes. Cuando quieres crecer músculo, lo principal es hacer ejercicio y probablemente comer más de lo normal para reponer la energía que gastas. O quizá lo que necesitas es una combinación de las dos. No sé, no soy nutriólogo 🙃.

Pero algo así aplica para ahorrar dinero. Dependiendo de tu situación y de tus objetivos lo mejor que puedes hacer para ahorrar es recortar gastos, buscar ganar más lana o ambas dos, como dirían en mi rancho.

Vamos primero atacando la respuesta más común a cómo ahorrar más: recortando gastos.

Recortar gastos no es una solución a largo plazo 🔗

A pocos les gusta la idea de privarse de sus gustos, culposos o no. Y cuando se trata de ahorrar, los gastos hormiga son de las primeras cosas que saltan; el cafecito, compras impulsivas, comida fuera, la peda, etc.

Estoy totalmente de acuerdo en recortar gastos cuando de verdad te estás pasando de lanza y/o te estás endeudando, pero no es una solución a largo plazo por dos razones: hay un límite, y probablemente no te hará feliz.

Recortar gastos tiene un límite 🔗

¿Qué tanto puedes recortar en realidad? A lo mejor puedes bajarle de un café diario a uno cada tres días, de tres salidas a restaurantes a la semana a solo una, de salir de peda viernes y sábado a solo el sábado.

Pero llegará un punto en que ya no puedes recortar, un punto en que recortar significaría dejar de hacer o comprar algo por completo. Y no sé tú, pero a mí no me gustaría una vida así. Lo que nos lleva a la segunda razón de por qué no es una solución a largo plazo 👇

Recortar gastos no te hará feliz 🔗

A final de cuentas, lo que la mayoría queremos en esta vida es ser feliz. Disfrutar a nuestra familia, amigos, mascotas y por qué no, disfrutar el dinero por el que hemos trabajado.

Cuando recortas gastos muchas veces te estás privando de esas pequeñas cosas que aportan a tu felicidad. Si a ti te mama el café, lo disfrutas, es parte de ti, y de pronto te dicen que tienes que gastar menos en él, de seguro te encabronas.

Pero no todo es malo, hay muchas situaciones en las que recortar gastos es lo correcto y es lo que te hará más feliz.

Cuándo sí recortar gastos 🔗

A pesar de que recortar gastos no es una solución de ahorro en el largo plazo, te puede hacer un parote dependiendo de tu situación. ¿Cuándo es una buena decisión hacerlo? Cuando:

  • 🚑 No tienes chamba

  • 🚑 Tienes deudas que pagar

  • 🚑 Tienes problemas de salud

  • 🚑 De verdad te estás pasando de lanza

Puedes verlo también como que recortar gastos es una buena decisión cuando hay una emergencia. Si no tienes chamba, tienes problemas de salud o estás pagando intereses por una deuda, recortar gastos te da seguridad y te ayuda a salir de las deudas más rápido. E idealmente es una solución temporal.

También es una buena decisión cuando tu cuenta de banco está sufriendo los chingazos de tus gastos hormiga. Si este tipo de gastos te están limitando en otros aspectos de tu vida, en otras cosas que te gustaría hacer como viajar o invertir, entonces es hora de bajarle un poco.

Yo lo viví personalmente. Hace no muchos años yo gastaba estúpidamente en la peda; salía de fiesta con mis compas dos a tres veces por semana y todo ese dinero ya no lo podía usar para otras cosas que en realidad disfruto, como viajar o jugar videojuegos. No me arrepiento, pero lo pude haber manejado mejor.

En esa situación en particular la mejor decisión que pude haber tomado era recortar el presupuesto de la peda. No dejar de tomar, porque me mama, pero dejar de caer en los excesos.

Si lo quieres ver como una regla, yo tomaría las palabras de Ramit Sethi, autor del libro I Will Teach You to Be Rich:

You get to spend extravagantly on the things you love and cut costs mercilessly on the things you don’t.

Una vez que hayas recortado tus gastos a un punto razonable, el ahorro por este método llega a su fin. La segunda y mejor forma de ahorrar más, es ganando más 👇

Incrementa tus ingresos 🔗

Opuesto a recortar gastos, ganar más dinero no tiene límites. Ya sea que tengas tu propio negocio, hagas ventas de afiliado, tengas un trabajo estable o seas YouTuber, siempre podrás ganar más dinero.

Lo más interesante de todo es que no tienes que limitarte a una sola fuente de ingresos, y ahí está el secreto, en combinarlas. Hay muchas formas de hacer dinero:

  • ➡️ Creando productos de información como cursos o libros electrónicos 📚

  • ➡️ Ofreciendo servicios como freelancer 💻

  • ➡️ Subiendo de puesto en tu trabajo 📈

  • ➡️ Estableciendo tu propio negocio 💼

  • ➡️ Vendiendo productos en línea 🧩

  • ➡️ Escribiendo en un blog 📝

  • ➡️ Invirtiendo 💸

Algunas fuentes de ingreso son activas y otras son pasivas, pero ambas involucran dedicación, trabajo y tiempo. No estoy diciendo que sea fácil, pero es posible si te lo propones.

Ojo aquí 👀 Es muy común que cuando ganas más, gastas más, y entonces vuelves a quedar donde mismo. Pero como eres lector de Perro Dinero, eso no te pasará 😉 Puedes definir objetivos de ahorro, algo como ahorrar el 15% de tus ingresos. Así cuanto más ganas, más ahorras también.

Además de todo, generar ingresos no está peleado con recortar gastos, puedes beneficiarte de las dos técnicas. Lo que quiero que entiendas es que para una hay un límite, y para la otra no. Tu situación y tus objetivos te ayudarán a definir qué camino tomar en cada caso: recorta cuando y hasta donde haga sentido, y busca nuevas fuentes de ingreso activamente.


Muchas gracias por leerme 💛