Link a la página principal
Nina con su gorrito de cumpleaños viendo ansiosamente su pastel en forma de hueso.

¿Rentar o comprar?

· Lectura de 5 min
Índice

¿Qué te conviene más, rentar o comprar una casa? Tomar esa decisión es un tema complejo. Y también es un tema obligado para todos los que escribimos de finanzas 🤭.

La mayoría dirá que comprar, ¿por qué pagar a alguien más para vivir en su casa cuando puedo pagar y vivir en mi propia casa?

Muchos cachorros confundidos

La principal razón por la que decidí escribir esto es porque todavía escucho a muchas personas decir que rentar es tirar tu dinero a la basura. Que para qué seguir pagando renta cuando puedes usar ese dinero para pagar el crédito de una casa.

En este post quiero ayudarte a analizar esta decisión sin ser extremista. La conclusión general: a veces es mejor rentar y otras veces comprar, depende de tu situación.

Utilizaré las palabras casa y departamento de forma intercambiable 🏡.


Rentar y comprar una propiedad tienen muchas similitudes, pero no es justo compararlas; estás pagando por dos cosas muy diferentes. Ninguna es mala o buena en esencia.

Comprar no es malo 🔗

Muchos ven el hecho de ser dueño de una casa como un signo de estabilidad financiera, y en ciertos casos es justo lo contrario. Es muy fácil endeudarte hasta el cuello por comprar una casa.

Si no haces bien los números podrías comenzar a retrasarte en tus pagos y a final de cuentas la casa será del banco, no tuya. O puede que tengas que venderla solo para pagar tu crédito.

Pero si hiciste bien tus cuentas, agarraste un buen trato, y no estás viviendo limitado por tu hipoteca, entonces puede que tu compra haya sido buena. En otras palabras, si tus condiciones se ajustan, comprar puede resultar redituable.

¿Y dónde vives mientras llegas a esa situación financiera estable en la que puedes comprar sin vivir pobre? Pues rentas.

Rentar no es malo tampoco 🔗

Cuando rentas estás pagando por ciertos beneficios que no obtienes al comprar:

  • ✅ Eres más flexible a moverte de lugar.

  • Evitas gastos grandes como remodelaciones.

  • ✅ Puedes vivir dentro de la ciudad sin quedar pobre.

  • ✅ No te arriesgas a la depreciación de la propiedad.

  • Pagas menos impuestos.

  • Costo de oportunidad (más sobre esto en la siguiente sección).

Cuando rentas estás comprando renta. Se escucha raro, pero piénsalo bien.

Una de las principales razones por las que la gente piensa que es mejor comprar es porque al final de la hipoteca la casa es tuya. Al final de tu contrato de renta la propiedad no es tuya.

Pero desde un inicio tú estabas comprando renta, no estabas pagando para ser el dueño de la casa. Estabas pagando por vivir ahí temporalmente, con todo lo bueno y malo incluido.

Claro que rentar también tiene sus desventajas:

  • ❌ El dueño puede decidir que ya no quiere rentar y pedirte que te vayas.

  • ❌ No puedes hacer grandes remodelaciones porque el lugar no es tuyo.

Pero esto no te da suficiente información para decidir si rentar es lo más adecuado para ti en este momento. Sigamos… 👇

Comprar una casa no es una buena inversión 🔗

Otra argumento común para comprar una casa— porque es una inversión. Y la verdad es que comprar una casa no es una buena inversión.

Aquí te van dos razones:

Tu portafolio estará dominado por bienes raíces 🔗

Si decides comprar o ya compraste tu casa, lo más seguro es que tu portafolio de inversiones ahora esté dominado por bienes raíces. Eso quiere decir que tienes demasiada exposición a un solo mercado, y eso es, generalmente, una mala decisión de inversión.

Lo ideal es tener un portafolio de inversión diversificado, con suficiente exposición para que cada tipo de activo sea significante, pero sin que ningún activo predomine.

Si todavía no tienes un portafolio con esas características, échale un ojo a este otro artículo que escribí para crear tu portafolio de inversiones desde cero 😉

Costo de oportunidad 🔗

Comprar tiene un costo de oportunidad implícito. Si lo que quieres es comprar una casa para obtener un rendimiento en el futuro, ¿no sería menos riesgoso invertir ese dinero de otra forma?

La respuesta depende de qué tan cómodo y seguro te sientes con tus inversiones actuales y planes futuros. Pero en general es más arriesgado invertir una cantidad tan grande de dinero en un solo activo.

Solo como referencia, en Estados Unidos los precios de las casas han incrementado solo un poco más que la inflación. Es como invertir en CETES, pero con mucho más riesgo.

Y aquí es donde muchos malinterpretan esta información. Si bien comprar una casa no es una buena inversión, esto no quiere decir que no sea una buena compra.

Comprar una casa puede ser una buena compra 🔗

Cuando vas a un restaurante y pides una pinche comida bien rica no dices “¡aah qué buena inversión!”, pero si dices “¡aah qué buena comida! 🤤”. Compraste la comida y la disfrutaste. Una buena compra, pero no necesariamente una buena inversión.

Comprar una casa no es una inversión, es una compra y ya. Y como todo compra, puede ser buena o mala.

Si no hiciste bien las cuentas terminarás siendo un pobre dueño de una casa. Es decir, si compras y te cuesta mucho trabajo estar pagando el crédito y los costos asociados por ser dueño, entonces fue una mala compra.

En cambio, si pagar tu crédito y mantenimiento no te afecta mucho en el estilo de vida, y todavía conservas tu fondo de emergencia, entonces probablemente fue una buena compra.

Pero es muy difícil para mí decirte si lo que tú hiciste fue una buena o mala compra. Eso lo tienes que determinar .

Es imposible generalizar 🔗

Al final, solo tú puedes saber si te conviene rentar o comprar. Hay demasiados factores que influyen en la decisión, y sería irresponsable de mi parte sugerirte una o la otra.

Lo que sí puedo decirte es que analices los siguientes cuatro factores cuando no sepas si debes comprar o no:

  • 🏡 Cuánto tiempo vivirás en esa casa: En general entre más tiempo vivas, más te conviene comprar.

  • 🏡 El costo de oportunidad del enganche: ¿Puedes invertir el dinero del enganche para poder comprar la casa con menos deuda en unos años?

  • 🏡 El costo de oportunidad del crédito: Similar al enganche. Podrías generar buenos rendimientos si cada mes inviertes lo que pagarías de crédito.

  • 🏡 Costo de las casas en la zona: Si la renta es muy cara en tu zona, quizá te conviene comprar.

Estos son solo algunos factores que te pueden ayudar a tomar la decisión. Hay muchos más. Por ejemplo, lo que pagas de renta, lo que estás dispuesto a pagar de crédito, el enganche que puedes dar, si tu trabajo te puede obligar a mudarte, si tendrás chamacos pronto, etc.

Es una decisión muy importante, y por lo tanto muy personal. No pretendo que esta sea una imagen completa de todo lo que debes considerar, pero si espero que estas ideas te ayuden a tomar una mejor decisión.


Por mi cuenta, yo seguiré rentando hasta que esté listo para comprar. No sé cuando será, pues la vida da muchas vueltas, y podría no estar viviendo en la misma ciudad en unos años.

Muchas gracias por leerme 💚